La energía Bioinfrarroja y sus beneficios a la salud

Como se sabe, la energía solar que recibimos en forma de fotones puede ser visible o invisible para nuestra vista. Una diferencia que viene dada por la distinta longitud de onda de las radiaciones electromagnéticas. Pues cada color tiene una longitud de onda distinta y nuestros ojos sólo son capaces de captar un determinado espectro que va desde el rojo, de unos 700 nanómetros de longitud de onda, hasta el violeta de unos 400 nanómetros, pasando por el naranja, amarillo, verde, azul y el añil. Algunos animales tienen la capacidad de ver un espectro de colores más grande, tanto más allá del rojo -el mundo del infrarrojo– como del violeta -la zona ultravioleta-.

Dicho esto hay que añadir que la energía ultravioleta que proviene del Cosmos es perjudicial para la vida y estamos protegidos de ella por una capa fina de ozono que rodea la Tierra. En cuanto a la energía de mayor longitud de onda, la energía infrarroja, ha sido reproducida en nuestro planeta para su uso en microondas, ondas de radio y televisión, etc.

Ahora bien, entre los rayos infrarrojos (que tienen entre 0,9 y 1000 micras de longitud de onda) están los “rayos infrarrojos largos o lejanos” que son aquellos cuya longitud de onda está entre 4 y 14 micras. Éstos son los beneficiosos para la salud del ser humano, razón por la cual se conocen como bioinfrarrojos.

 

bioinfrarrojos

 

¿Y qué efectos positivos provocan los bioinfrarrojos en nuestro organismo?

  • Activan las moléculas de agua de nuestro cuerpo.
  • Mejoran el nivel de oxígeno.
  • Calientan y eliminan grasas, residuos químicos y toxinas de nuestra sangre reduciendo su nivel de acidez.
  • Mejoran el flujo de sangre.
  • Mejoran el sistema nervioso.

Últimas entradas de Xavier Galvan (ver todo)
Abrir chat